DOVE È LA LIBERTÀ?

el arte por colores. colores con K, de okupa y resiste.

Lo que creo que la gente ve en mi cara cuando digo que respeto a Chávez.

Y cuando sale el tema yo digo: ‘pues Chávez tuvo mis respetos’. Y ayer me contestaron: ‘qué dices, menudo [insertar insulto]’. Y ese insulto giraba entorno de “dictador”, y se basaba en una “tal reforma que el tipo hizo para apalancarse en el poder”. Sin detenerme mucho en la gracia que me hace que gente que vive en la actual España tache de dictador a un hombre ya muerto con más furia de la que habla de la actual dictadura española (del estilo: Españoles, Franco ha vuelto a la vida), intentaré desmentir tal idioteces a cerca de dicha reforma, porque si Chávez, y su gobierno, nos inspira más o menos respeto, debemos basarlo en hecho reales.

Algunas recordaremos el boom (y un boom largo, que fue desde setiembre de 2006 hasta diciembre de 2007) a cerca de la reforma de la ley venezolana que Chávez quería hacer para establecerse de forma vitalicia en el poder. Bien, para ver algunos ejemplos:

ABC, 16 de agosto de 2007: “Hugo Chávez presenta su plan para perpetuarse en la presidencia”.

Le Monde, 5 de diciembre de 2006: “Venezuela: Hugo Chávez se prepara el camino para una presidencia vitalicia”.

Y un largo etcétera. Y hablamos de una duración manipulativa de quince meses. Y, huelga decir, que en el caso de Chávez (o de Castro), la manipulación suele hacerse en la portada -no vaya a ser que nos pase desapercibida la desgracia del socialismo latino-americano.

En caso de que un presidente (porque, sumando de nuevo a Castro a este fregado, en caso de Chávez, parece que los medios olvidan que en el gobierno venezolano trabajaban cientos de personas, y no sólo Chávez, por mucho que se esfuercen en personalizar el drama) tenga estos planes de reforma constitucional, sería un escándalo, queda dicho. Pero es que ni los planes eran esos, ni lo que hizo es algo que aquí nos pueda sonar extraño. Es lo que se conoce como la estrategia de manipulación de transformar nuestra normalidad en su excepción. Los planes reales de Chávez fueron, entre demás cambios, sustituir el artículo 230 de la Constitución vigente desde 1999, este era: “El periodo presidencial es de seis años. El Presidente o Presidenta de la República puede ser reelegido o reelegida, de inmediato y por una sola vez, para un nuevo periodo”. Y con el que quería sustituirlo: “El periodo presidencial es de siete años. El Presidente o Presidenta de la República puede ser reelegido o reelegida”. En otras palabras: que la reforma no era más que darle a pueblo la opción de reelegir al Presidente. Algo que, dicho así, suena de todo menos a escándalo en la magnífica Europa. En España, por ejemplo, donde tenemos un pseudo-sufragio universal, ni siquiera escogemos al Presidente (sino al partido, de listas cerradas), y la reelección no tiene límites.

Esto es, queridas, manipulación, y no es casual. O sino que alguien me explique por qué El País -nefasto diario español- trata a Chávez como dictador (como ya veremos) y en caso de Lula, en Brasil, los titulares son: “La pregunta, sin embargo, es otra. ¿Y si los brasileños quisieran que Lula continúe en el poder?”. Ahora, si lo quieren los venezolanos, pues mira, no.

Y lo peor de estas portadas, titulares y artículos de opiniones dictadas, es que se hacen para evitar hablar de los otros 69 artículos que incluía el proyecto de reforma de la constitución (y que iban desde el sector laboral hasta los derechos y libertades económicos del país). Volviendo a El País, y a la encuesta que colgó en su web a cerca de este proyecto de reforma, veamos la pregunta: “¿Te parece bien la reforma constitucional que permitiría a Chávez gobernar indefinidamente?” (16 de agosto de 2007).

Por otro lado, seguiré diciendo que este hombre me inspiraba respeto, y cada vez que la respuesta ante mi comentario sea de un calibre igual de absurdo que el de “dictador militar”, invertiré mi tiempo en escribir un post donde explicar por qué eso no es verdad, más allá de mi opinión o de la de quién sea.

Y si alguien tiene un comentario, crítica, duda o demás sobre el difunto del momento, por favor, sin complejos.

Advertisements

Respondi

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Ŝanĝi )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Ŝanĝi )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Ŝanĝi )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Ŝanĝi )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on Januaro 13, 2014 by in politikeo marrón and tagged , , , , , , , .
%d bloggers like this: