DOVE È LA LIBERTÀ?

el arte por colores. colores con K, de okupa y resiste.

Aborto inducido, en España.

Las primeras declaraciones que he leído sobre el tema han sido las de la magnífica Sandra Moneo, Secretaria Nacional de Educación e Igualdad del PP. He leído sus afirmaciones de que el aborto se usaba como un método anticonceptivo más, de que esta reforma de la ley del aborto ayudará a prevenir el embarazo, y que las mujeres que se queden embarazadas y quieran abortar, tendrán otras opciones a partir de ahora. Bien. No sé vosotrxs, pero a mi, la gente que afirma datos estadísticos (como “se convirtió en un método anticonceptivo más”) y no da ningún tipo de dato que corrobore esa afirmación, no me parece gente que tenga demasiada credibilidad. Pero dejando el rigor periodístico a otro lado, veamos las otras dos declaraciones, por qué no entiendo en qué ayuda a prevenir un embarazo el hecho de no poder abortar, y tampoco entiendo por qué Moneo no nos explica todas estas opciones que tenemos las mujeres que ya no podemos abortar.

Después he leído algunas declaraciones de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales y Igualdad, Ana Mato (aunque el apellido que ostenta no representa en nada su marcada tendencia pro-vida). Mato ha hecho afirmaciones públicas tales como “velar por el derecho a la vida del no nacido” [diario 20 minutos], literalmente. Es una oración completamente absurda. Velar por una cosa que no tiene, una persona que no existe. Es como si ahora creo una asociación para asegurar que lxs hijxs que tendremos en diez años tengan el derecho de inventar cosas que todavía no podemos ni imaginar. Estamos rozando la metafísica.

Pero, exactamente, ¿qué implica esta reforma? Antes podíamos abortar hasta la semana 14 del embarazo, ahora ya no. Los únicos casos en los que será posible abortar en España, será en caso de embarazo a raíz de una violación, y en caso de un riesgo de salud para la madre. Han eliminado el motivo “malformación del feto”, vigente desde 1985. Hay demás matices, pero no quiero tratar aquí toda la reforma de esta ley.

Huelga decir que mi opinión grita “aborto universal y gratuito”, y que me enfada y entristece de forma abismal ver dónde estamos llegando.

Pero me gustaría hablar de dos cosas distintas en este post. La primera es romper ya, por favor, con esta filosofía de libre opinión. No paro de oír que “todxs podemos, y debemos, opinar sobre todos los temas de la actualidad”, bien: no. A mi que quince hombres opinen (y decidan) sobre algo que nunca les va a afectar, me parece ridículo. De la misma forma que me parece ridículo que desde el Primer Mundo nos preguntemos cómo arreglar el Tercer Mundo. No todxs podemos opinar sobre todo. Menuda gilipollez.

Pero tampoco es este el tema principal que quería tratar en este artículo. Sólo me gustaría expresar mi paranoia al pensar en la reforma de la ley del aborto que ha hecho el PP como un mero mecanismo de distracción.

Con el tiempo he aprendido que la gente disfruta criticando al gobierno, que es algo que hacemos de forma natural. Necesitamos criticarles para no sentirnos sumisxs, y ellxs necesitan darnos aquello que criticar, para que nunca se les escape de las manos la situación y las divagaciones y rumbos del pensamiento popular. Una vez la PAH ya ha pasado de moda; que los bancos está claro que son una vergüenza; y cuando el boom de la independencia de Catalunya empieza a apagarse… ¿Qué nos queda? El aborto, por supuesto. Españoles, españolas: hablen ustedes del aborto, que la vamos a liar, pero tengan la bondad: no hablen de nada más. Muchísimas gracias. Atentamente, la dictadura vigente del PP.

De verdad, lo confieso: vivo en la paranoia constante de que todo lo que visceralmente quiero pensar está diseñado para distraer mi mente de la base real, de aquello que sostiene al capitalismo y que de ser pensado, de ser destruido, llegaría el cambio revolucionario radical.

No quiero caer más en esta trampa. Quiero dudar de la base, y no enervarme hasta la sangre cuando oigo “derecho a la vida” o “estás vivo, no te abortaron: déjame nacer a mi también”, de la misma boca y política que esa chusma de gente que defiende la ley que prohíbe recoger comida de las basuras. Como si a alguien le gustase. Deberían cambiar sus eslóganes. Propongo: “derecho a la vida, no a la comida”.

Advertisements

One comment on “Aborto inducido, en España.

  1. Pilar
    Decembro 29, 2013

    Magnífico razonamiento. Ellxs no entienden lo que es no tener para comer. Lo que les preocupa es no tener de donde chupar, robar, usurpar… por eso les preocupa la crisis, por si ellxs pierden algún privilegio.

Respondi

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Ŝanĝi )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Ŝanĝi )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Ŝanĝi )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Ŝanĝi )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on Decembro 25, 2013 by in politikeo marrón and tagged , , , .
%d bloggers like this: