DOVE È LA LIBERTÀ?

el arte por colores. colores con K, de okupa y resiste.

EUTANASIA. ¿Sí o no? O: ¿quién eres tú para decidir?

Título: You don’t know Jack.

Dirección: Barry Levinson.

Guion: Adam Mazer, Neal Nicol, Harry Wylie.

Música: Marcelo Zarvos.

Fotografía: Eigel Bryld.

Montaje: Aaron Yanes.

Producción: Scott Ferguson, Lydia Dean.

 Sin título

Viendo la película You don’t know Jack (cuyo título no acabo de entender), con Al Pacino, he estado pensando en este tema: la eutanasia. ¿Por qué? Bien, la película trata sobre este tema. Es más; trata únicamente sobre este tema.

Y he aquí la eterna pregunta: ¿sólo Dios puede otorgar la vida o la muerte? ¿Y si no existe, sólo la Naturaleza, el destino o el azar pueden hacerlo? En otras palabras: ¿hasta dónde tenemos derecho a decidir sobre nosotrxs mismxs?

¿Hasta qué punto somos libres?

Por supuesto, no hablo de una eutanasia de hospital. En coma, tal vez en un coma de fase IV, y tu madre, que tanto te quiere, te desconecta. No hablo de eso. La película que comento no habla de eso. Se trata de gente viva. No en hospitales, en sus casas. Gente con alzhéimer, con dolores terminales. Gente que quiere morir -en la película van más allá: gente que quiere morir y que no tiene una cura clínica.

¿Es esto moral? (Mortal, sí).

Me gustaría discutir sobre este tema. De verdad.

Pero hay algo que no entiendo de la eutanasia (algo que queda muy bien reflejado en la película). Es decir: en realidad hablamos de suicidio. A no ser que hablemos de eutanasia de hospital. Pero esa eutanasia… Francamente, se le realiza a gente que ya está muerta. Gente que lleva mucho tiempo en coma, o cosas así. Y la verdad, por mucha actividad cerebral que tengan, no creo que estén vivxs en el sentido en que nosotrxs entendemos estar vivxs. Pero no quería hablar de eso -no ahora.

Digo que hablamos, en realidad, de un suicidio porque, aunque yo te ayude, la decisión es tuya. Como en la película. (Estaría bien verla para poder contextualizarlo todo mejor). Es curioso, ¿verdad?, es un cambio en nuestra moral. Lento, pesado, discutido: un cambio. Es increíble. Eutanasia.

Ha ha.

Claro: yo estoy a favor.

Sin título

Me gusta pensar que aunque lxs dictadorxs mundiales se esfuercen en su contrario, soy libre. Y joder, soy libre de vivir cómo quiero, y morir cómo quiero. Ya sea en plan “sorpresa”, te tocó así; o ya sea diciendo “toca ahora, y toca así”. Pero me niego a que nadie me pueda privar -o le pueda privar a alguien- de hacer con mi vida (con mi muerte), lo que yo considere mejor.

Sí señora. Sí que tengo una religión. Se llama Bach. Johann Sebastian Bach. Y al menos mi Dios no es un Dios inventado.

 

Siempre y cuando esté en pleno uso de mis facultades.

Siempre y cuando no me suicide tirándome de un balcón y mate a alguien. O tirándome a la vía. En casa. Los suicidios se hacen en casa. ¿Eh?, sin molestar.

 

En cuanto a la película…

Un castigo medieval, para un concepto medieval.

 Sin título 

Está bien. Pongámosle un seis. ******/10.

Desde luego trata bien el tema que nos envuelve, y Al Pacino es sublime -como de costumbre. De hecho, todo el reparto está de lujo. Pero -en mi humilde opinión-, por querer tratar tan profundamente el tema, se estancan en los mismos ejemplos varias veces, perdiendo ritmo, gancho y sorpresas.

Lo peor: lxs religiosxs. Me hubiese gustado mucho -encantado, de hecho-, que tratase más la visión de lxs religiosxs extremistas. (Desde luego tienen su aparición en la película, pero breve).

Y quizás algo larga…

Lo mejor: la ironía. Jack se nos descubre como un tipo increíble, un revolucionario (como él mismo dice). Así, cuando lo (SPOILER) encierran en el calabozo por “ayudar en el suicidio”, deja de comer. Es decir: que cuando le privan de ayudar a suicidarse, empieza a suicidarse sin querer suicidarse. Es como: ¡no!, hahaha. ¿No? Me parece una ironía genial. Y ya digo, el tema se trata con profundidad y seriamente.

Si estás inconsciente, tienen el derecho de desconectar la sonda y dejarte morir. Pero si estás consciente, y razonas, y suplicas ayuda para que te permitan morir, nos negamos. Nos negamos.

No obstante, también es fabulosa la entrada al tercer acto. Se entremezclan la política y sus consecuentes traiciones, y todo se complica. Todo se… digamos, ensucia. Para mí, la película va in crescendo.

Y el personaje… Como pasamos de un trauma infantil con su madre, a poner en riesgo su integridad por defender una idea: la libertad de decisión sobre nuestras vidas. Genial ese camino.

Quizás debería ponerle un siete… No lo sé. Ha ha ha.

Sin título

¿Otra más de una causa y un mártir? (raro que no la hayan hecho lxs hermanxs Wachowski, entonces).

 

(SPOILER MAXIMUS)

Y ya para acabar… no nombraré la frase “en este tribunal se juzgaba su anarquía”. Joder. Tribunal: ¿Sabe usted lo que es la cárcel? ¿Ha visto usted Cadena Perpetua?

Advertisements

Respondi

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Ŝanĝi )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Ŝanĝi )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Ŝanĝi )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Ŝanĝi )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on Junio 30, 2013 by in cine amarillento, criticar películas and tagged , , , , .
%d bloggers like this: